La Fundacion Eurosur se renueva, editorial de Bruno Carapella

La Fundacion Eurosur se renueva, editorial de Bruno Carapella

La Fundación Eurosur se renueva

Se renueva para presentarse a un público más amplio y al mismo momento más cerca.

Se renueva para construir junto a nuevos actores una red más amplia, más participativa y más intensa de relaciones y de cooperación.

Se renueva para construir propuestas y proyectos capaces de responder a los nuevos desafíos de innovación social generados por una sociedad compleja.

Se renueva porque busca promover el diálogo y la reflexión conjunta entre Europa y América Latina sobre algunas de las grandes cuestiones propias de la construcción de la sociedad del conocimiento.

América Latina vive un período de reflexión después de un ventenio de crecimiento económico ininterrumpido, de estabilidad política, de mejoramiento de las condiciones sociales de la población.

Europa todavía está atravesada por el largo frío de la crisis y de la sensación generalizada de una cierta insuficiencia de las instituciones europeas.

En general, la política en ambos continentes aparece incapaz de gobernar este proceso de transición y de comprender los muchos matices de la complejidad de una nueva sociedad.

Respecto a una sociedad que se caracteriza cada vez más por el engrosamiento y la omnipresencia de las redes de relaciones sociales, profesionales, económicas y políticas, es evidente que la respuesta de las instituciones, tanto nacionales como multinacionales, es burocrática, autoritaria y totalmente inadecuada.

A una necesidad generalizada de interacción, de relación, de cooperación, de ciudadanía activa, especialmente entre los jóvenes, en casi cualquier lugar del mundo corresponde un reforzamiento burocrático del estado nación.

Al desarrollo generalizado de la sociedad del conocimiento, de sus modalidades diferenciadas de producción y a las características líquidas de las relaciones sociales, se hace eco un modo de gobernar y administrar todavía basado principalmente en una concepción jerárquica y fordista de las relaciones económicas y sociales.

De esta manera, se amplia la brecha entre los ciudadanos y las instituciones; la distancia entre las declaraciones políticas y las percepciones de la gente se convierte en un abismo al que se arrastra el malestar de los jóvenes de los barrios marginales y la pobreza generalizada.

Y en cambio, pensamos que cada uno de nosotros, los actores sociales y profesionales que trabajamos construyendo redes y relaciones, las miles de pequeñas y medianas empresas que desarrollan cooperación e interacción, las muchas ONG de compromiso generoso en el ámbito de la cohesión social, tenemos el deber de contribuir a cerrar esta breca, a acortar esta distancia.

Cada uno de nosotros puede y debe proponer y aportar ideas y propuestas, sugerencias y provocaciones, que puedan contribuir a compreder la complejidad y a mejorar la calidad de gobernar, tanto a nivel local como en el ámbito global.

Nuestra pequeña Fundación Eurosur, desde sus inicios en 2011, tiene por objetivo proveer contenidos y contribuciones originales al diálogo entre Europa y América Latina sobre cuestiones claves como la cohesión social, el desarrollo urbano, la investigación y la innovación, la creatividad y el talento.

Hoy la Fundación Eurosur abre, a través de la renovación de su portal, la reflexión a la contribución de todos aquellos que quieran participar y ayudar a cerrar esta brecha, a mejorar el intercambio de ideas, a compartir propuestas y soluciones.

Este espacio propondrá mensualmente temas y reflexiones, hospedará ideas y provocaciones, estimulará el diálogo y el conocimiento, favorecerá el intercambio de experiencias y de prácticas, facilitará la difusión que constituye la semilla de todas las civilizaciones evolucionadas y democráticas.

En este espacio virtual, cada uno podrá encontrar un lugar para ser escuchado.

Bruno Carapella